Punto de Encuentro

Sobre el delito de Apología del Terrorismo:

 

Para que exista un delito el hecho tiene que estar tipificado en la ley como tal. Nullum crimen, nulla poena sine praevia lege.(1)En el Perú la apología del terrorismo y de personas condenadas por ese delito es considerado un hecho punible perseguible. Está tipificado en Decreto Legislativo N° 924 que agrega un párrafo al artículo 316 del Código Penal que dice así: “Si la apología se hace del delito de terrorismo o de la persona que haya sido condenada como su autor o partícipe, la pena será no menor de seis ni mayor de doce años…”.

La apología es “el discurso en el que se alaba, defiende o justifica a alguien o algo, generalmente de forma encendida o vehemente.(2)Como hay libertad de opinión, uno puede estar de acuerdo o no con esto, pero lo que si queda claro es que es un delito y es sancionable con cárcel por imperio de la ley. Dura lex, sed lex.(3)

Para el caso del Perú, el asunto no esambiguo. Existe un desarrollo e interpretación constitucional vinculante expedida por el Tribunal Constitucional en el Expediente Nº 010-2002-AI/TC (4) que resalta algunos conceptos:

-          La acción terrorista se convirtió en la lacra más dañina para la vigencia plena de los derechos fundamentales de la persona y para la consolidación de la democracia.

-          Los execrables actos de violencia terrorista costaron irreparables pérdidas de miles de vidas humanas y la significativa depredación de los bienes públicos y privados.

-          Los demandantes plantearon la inconstitucionalidad del delito de apología del terrorismo argumentando que vulnera el derecho constitucional a la libertad de expresión y difusión del pensamiento.

-          Las referidas libertades no son absolutas, sino que, por autorización del propio texto constitucional, pueden ser limitadas por ley (“bajo las responsabilidades de ley”). La limitación de estos derechos constitucionales solo se justifica si existen otros valores de igual rango que deben ser protegidos.

-          La apología supone una “alabanza o argumentos defensores del hecho que se elogia” (LAMARCA PÉREZ, Carmen: Tratamiento jurídico del terrorismo. Centro de Publicaciones del Ministerio de Justicia, Madrid, 1985, p. 289). “La apología es la exaltación sugestiva, el elogio caluroso, es alabar con entusiasmo” (PEÑA CABRERA, Traición a la Patria y Arrepentimiento Terrorista, Grijley, Lima, 1994, p. 97).

-          Los tipos penales en referencia sancionan la manifestación pública en términos de elogio o exaltación de determinadas acciones terroristas tipificadas en la ley.

-          La apología no consiste en un acto de instigación, pues no busca determinar a otro para que se decida a cometer el delito. La instigación se realiza con relación a un sujeto determinado y para la perpetración de un hecho concreto. En cambio, en el caso de la apología no existe un sujeto concreto receptor del apologista.

-          La apología no tiene por finalidad provocar nuevas acciones; sin embargo, su dañosidad social radica en que acentúa las consecuencias del terrorismo, contribuyendo a legitimar la acción delictiva y, sobre todo, la estrategia de los propios grupos armados. Ese propósito de legitimación constituye un objetivo fundamental del terrorismo. (LAMARCA PÉREZ, op. cit. 292). Las actividades delictivas cometidas por grupos armados o elementos terroristas crean un peligro efectivo para la vida y la integridad de las personas y para la subsistencia del orden democrático constitucional (STC 199/1987). La apología del terrorismo no es una conducta irrelevante desde el punto de vista de los bienes jurídicos atacados por esos delitos.

-          La apología del terrorismo, no es, per se, inconstitucional, toda vez que se persigue, garantiza y protege otros derechos constitucionales, como el libre desenvolvimiento de la personalidad de los estudiantes, a la par que bienes y valores constitucionalmente protegidos, como la preservación del orden democrático constitucional, sin el cual no sería posible el ejercicio de los demás derechos constitucionales.

-          El Tribunal Constitucional ha sostenido, siguiendo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que las libertades de información y expresión son consustanciales al régimen democrático-constitucional, pues contribuyen con la formación de una opinión pública libre. En consecuencia, al mismo tiempo de garantizarlas, el Estado está legitimado a reprimir a aquellas conductas que, con su ejercicio, busquen destruir el propio sistema democrático, ámbito natural donde es posible el goce y el ejercicio de todos los derechos fundamentales del ser humano.

-          En consecuencia, la aplicación del artículo 316 del Código Penal ha de realizarse tomando en consideración los criterios de merecimiento de pena en función de la gravedad del hecho. De ahí que no cualquier expresión de opinión favorable sobre un acto terrorista, o su autor, constituya delito; sino que deben respetarse ciertos límites. Estos son:a)Que la exaltación se refiera a un acto terrorista ya realizado;b) Que cuando la apología se refiera a la persona que haya cometido el delito, esta debe tener la condición de condenada por sentencia firme;c)Que el medio utilizado por el apologista sea capaz de lograr la publicidad exigida por el tipo penal, es decir, que debe tratarse de una vía idónea para propalar el elogio a un número indeterminado de personas; y,d) Que la exaltación afecte las reglas democráticas de pluralidad, tolerancia y búsqueda de consenso.

En lo que corresponde a la última marcha del MOVADEF (ergo: Sendero Luminoso), queda claro que sus actores han cometido delito, aunque para el Ministro del Interior la ley sea ambigua (5). La única ambigüedad que existe es la doctrina caviar o izquierdista de Carlos Basombrio, nada más. A declaración de parte relevo de prueba: el Izquierdista Diego García Sayán dijo:“que hay elementos sólidos para hablar de apología al terrorismo en la infiltración del Movadef en una marcha por el Día del Trabajador” (6)

Mientras tanto el Ministerio Público abrió investigación a los dirigentes del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef) por el presunto delito de apología al terrorismo tras la realización de marcha de marras en la que portaron carteles alusivos a los encarcelados terroristas Abimael Guzmán y  'Artemio'.(7)

El hecho deberá ser denunciado al Poder Judicial y en su momento sancionado con pena de cárcel. Al ministro Basombrio, nuestra censura.

François Novaro

Abogado y analista político

(1)     https://es.wikipedia.org/wiki/Nullum_crimen,_nulla_poena_sine_praevia_lege

(2)     www.google.com.pe/search?q=definición+de+apología&rlz.

(3)     https://es.wikipedia.org/wiki/Dura_lex,_sed_lex

(4)     http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2003/00010-2002-AI.html

(5)     http://elcomercio.pe/politica/gobierno/basombrio-dice-que-ley-apologia-al-terrorismo-ambigua-noticia-1988907

(6)     http://larepublica.pe/politica/871884-garcia-sayan-movadef-incurre-en-apologia-al-terrorismo

(7)     http://elcomercio.pe/politica/justicia/fiscalia-abre-investigacion-apologia-marcha-movadef-noticia-1989253

 

NOTICIAS MAS LEIDAS