Punto de Encuentro

Teoría de las Ventanas Rotas y Perfeccionamiento de Ser Humano

25 Junio, 2023

John Pan

      La teoría de las ventanas rotas es una teoría de la psicología criminal, propuesta por James Wilson y George Kelling, publicada en la edición de marzo de 1982 de "The Atlantic Monthly" titulada "Broken Windows". Un ejemplo famoso de esta teoría sostenía que, en un edificio con algunas ventanas rotas, si esas ventanas no se reparaban con rapidez, probablemente habrá vándalos rompiendo más ventanas. Eventualmente, pueden incluso irrumpir en el edificio y si se encuentran desocupados los locales con ventas rotas, quizás hay personas se ocupan o prenden fuego en el lugar. En otro caso, imagina una acera con un poco de confeti en la calle, si no se limpia eventualmente, pronto habrá más basura, y la gente le dará como un acto natural y tirará más basuras al suelo. Por lo tanto, la Teoría de la Ventana Rota enfatiza que los esfuerzos para combatir los delitos menores ayudarán a reducir los delitos más graves, e incluso enfrentar los delitos con una actitud de tolerancia cero. La teoría fue promovida aún más en la década de 1990 por el comisionado de policía de la ciudad de Nueva York, William Bratton, y el alcalde Rudy Giuliani. Aplicaron esta teoría a sus políticas policiales y trabajo diario, por lo que la tasa de criminalidad en la ciudad se redujo significativamente.

      Esta es una tendencia muy interesante del pensamiento humano. A mucha gente le resulta difícil imaginar por qué los tímidos campesinos japoneses de Hokkaido se convirtieron  en "demonios" que queman, matan, roban, violan y cometen todo tipo de delitos cuando llegan a China en la Segunda Guerra Mundial. Y un residente de una ciudad pequeña tiende a comportarse con cautela cuando van a una gran ciudad, pero un grupo de esas personas muestran arrogancia cuando se enfrentan a algunas personas débiles en la gran ciudad. Resulta en todo, es la insinuación de que puede hacer lo que quiera por algunos signos, y la mentalidad de chiripa causada por un estímulo incorrecto de sin encontrarse la resistencia y el castigo.

     He escrito hace algunos años un artículo sobre la ley y el orden de Singapur. Las altas multas y los castigos azotados de Singapur hicieron que la gente se preocupara por cometer errores, tanto que creó una civilización singapurense de renombre mundial. Mucha gente en el Perú cree erróneamente que el caos de tráfico y seguridad pública del país son causado por bajo nivel de educación, pero he señalado claramente en mi artículo que la causa de estos problemas es por falta de una aplicación de la ley más estricta. La situación del tráfico en China es mucho mejor ahora que antes, no porque la gente se haya vuelto más educada, sino debido a las omnipresentes cámaras de vigilancia y las altas multas, la gente siente que el costo de cometer errores es demasiado alto. Por lo que después de un período de regulación más tarde, el comportamiento se vuelve gradualmente civilizado.

        Liu Bei (161 - 21 de junio de 223, emperador de Shu durante la época de los Tres Reinos de China) escribió en su edicto a su hijo: "No deja de cumplir con buenos actos, aunque el bueno sea lo mínimo, y no comete malos actos, aunque el malo sea pequeño". No es que Liu Bei tenga un estándar moral más alto, es porque el emperador se respeta la “espada de Damocles”. Una persona puede caer por un cambio histórico notable, pero si vuelca en una pequeña equivocación, además de las lastimas de buena intención, obtendrá más son las burlas y risas maliciosas.

      Para practicar el perfeccionamiento verdadero de tu propia vida, necesitas observar tu propio comportamiento desde diferentes ángulos. Zengzi (505–435 BC, filosofo chino, discípulo de Confucio) dijo: "Me reflexiono tres veces al día", lo que enfatizó repetidamente no solo el propio cultivo, sino también que el comportamiento debe ajustarse a los estándares morales aceptables para las costumbres sociales. Nadie es perfecto, ¿cómo puede haber una vida sin fingir? Si las personas se miden por los tres tipos de karma llamados "cuerpo, palabra y mente" en el budismo, naturalmente no hay ninguna persona buena en el mundo, pero solo aquellos que pueden mejorar constantemente en el camino de la vida tendrán la oportunidad de obtener la paz verdadera.

 

Chengzun Pan

NOTICIAS MAS LEIDAS